El feísmo en Galicia

El II Foro Internacional del Feísmo concluye con éxito

Los contenidos del foro darán lugar a una publicación

El II Foro Internacional do Feísmo, «Construir un País: la rehumanización del territorio» (4 a 6 de mayo de 2007), dio lugar a interesantes intervenciones y debates.

Las mesas de que se componía el programa comenzaron con la exposición, por parte de los profesores de la Escuela de Arquitectura de A Coruña Pablo Gallego y Xan Creus, de los resultados de la investigación realizada en 18 puntos de Galicia a través de un taller con otros tantos alumnos; fueron analizados casos concretos de desórdenes urbanísticos de todo tipo, en su mayor parte, paradójicamente, cumpliendo con la legalidad vigente.

A partir de ese momento, fueron sucediéndose las intervenciones de ponentes y público. El arquitecto y profesor de urbanismo Xosé Lois Martínez Suárez analizó el caso del valle de Elviña en la ciudad de A Coruña como ejemplo del avance voraz de un modelo urbano en que son hegemónicas las estructuras del transporte, y las posibilidades de ofrecer otro discurso y otros resultados prácticos desde la propia Universidad.

En términos parecidos, aunque de tipo más genérico, reflexionó el politólogo Ignacio Ramonet, que habló de la evolución histórica de la ciudad en el ámbito mundial, con los problemas que suponen las grandes concentraciones urbanas (que hacen incluso desaparecer el concepto de «ciudadanía»), como el de la comunicación, en su sentido más amplio, y el de la especulación, que divide y estratifica socialmente a sus habitantes. No olvidó que además la ciudad es campo de batalla para las guerras contemporáneas.

Manuel Gallego Jorreto, arquitecto, reivindicó una mirada sensible en la arquitectura, tanto en lo social como en lo artístico; habló de la necesidad de una ordenación urbanística de carácter supramunicipal, para evitar muchos de los problemas del planeamiento actual, y, finalmente, concluyó que el feísmo no son las casas mal hechas o pobremente acabadas, sino los procesos que llevan a ese estado de cosas.

El arquitecto portugués Alexandre Alves Costa reivindicó una actitud comprometida y de cambio por parte de la arquitectura contra el avance del capitalismo salvaje y sus efectos, y recordó las truncadas iniciativas renovadoras a ese respecto en el Portugal de la «Revolución de los Claveles».

El también arquitecto Sergio Fernández, por su parte, acerca de los muros divisorios en el mundo actual, y sobre la falta en la ciudad contemporánea de lugares para el encuentro, para la vida, con la prioridad dada a las comunicaciones mediante automóvil, y la creación en ellas de espacios sin atributo; para la solución de esta situación llamó la atención sobre la necesidad de una nueva dirección política global.

Juan Luis Dalda, profesor de urbanística y ordenación del territorio, habló sobre la «urbanización difusa», analizando la heterogeneidad demográfica de Galicia y abogando por el desarrollo de las áreas metropolitanas como dinamizadoras del territorio.

El geógrafo Álvaro Domingues reflexionó sobre la necesidad de pensar los barrios, y no solo el centro de las ciudades. A partir de un trabajo realizado sobre vistas aéreas de ciudades portuguesas, Domingues concluía que las personas que veían sus ciudades desde el aire acababan sintiendo una doble pérdida: ni encontraban en ellas lo que entienden como una ciudad histórica, ni la estructuración tradicional del territorio rural. Consideró que habría que definir el territorio hoy en día como «transgénico».

El economista Francisco Diniz refirió los procesos y resultados de un proyecto de investigación sobre desarrollo sostenible en ciudades medias y pequeñas de varios países europeos, aportando entre otras conclusiones que son las ciudades de carácter agrícola las que mejor promueven el desarrollo local, más que las periurbanas y las turísticas.

El antropólogo Paulo Castro Seixas teorizó sobre los modos en que se gestiona la ciudad, proponiendo la substitución del «modelo de competencias» por el de la «gestión abierta de intereses»; el paso de la estructura piramidal de gobernación a otra que prime las relaciones de horizontalidad. El también antropólogo Xerardo Pereiro habló sobre la dicotomía entre rural y urbano en Galicia, una discusión que en nuestro país lleva existiendo desde el siglo XIX, e hizo un repaso a las varias alternativas existentes para salvar la confrontación entre ambas.

En el capítulo de actuaciones que pueden servir de ejemplos dinamizadores, José António Bandeirinha, arquitecto, habló sobre la experiencia mencionada por Alves Costa en su intervención: el «Processo SAAL», desarrollado en Portugal en los años setenta. Se trató de un programa de apoyo a la construcción de viviendas promovido por asociaciones de vecinos, lanzado por el primer gobierno provisional de la democracia. Amparados por este programa fueron construidos en Portugal varios conjuntos de viviendas, en una iniciativa de grandísimo interés.

El pedagogo italiano Francesco Tonucci tituló su ponencia «La ciudad sin niños es fea»; en ella insistió en las bases en que se fundamenta su proyecto «La ciudad de los niños»: la ciudad actual está pensada para los adultos y los automóviles, y no para los niños, y, no obstante, los niños precisan vivir la ciudad para poder crecer; es necesario, por tanto, pensar la ciudad también para los niños como forma de humanización.

Maria Aparecida Perez, especializada también en temas de pedagogía, contó su experiencia como secretaria de educación en la alcaldía de São Paulo durante la implantación de los «Centros Educacionais Unificados (CEU)», establecimientos educativos que incluyen varios servicios y actividades especiales (teatro, piscina, polideportivos), localizados en áreas carentes de la ciudad, para el uso de toda la población.

La parte más internacional del Foro lo abrió a experiencias que traían a la palestra la situación de otros territorios tensionados, con el propósito de hacer el estudio de hasta qué grado situaciones tan extremas tienen puntos de coincidencia con las que conocemos en nuestro entorno. Así, intervino Hama Mohamed Cori, Hama Bunia, alcalde de uno de los campamentos de refugiados saharauis en Argelia, que habló sobre los problemas de subsistencia de su pueblo en esas condiciones. Meir Margalit, historiador y activista israelí favorable a la causa palestina, a través de la ONG Comité Israelí Contra las Demoliciones (ICAHD) —que trata de reconstruir las edificaciones árabes que son destruidas por las fuerzas israelíes—, habló sobre política urbana en la ciudad de Jerusalén mediante el estudio de sus carteles informativos y de cómo hay una política preestablecida de ocultación de la presencia de elementos árabes en la ciudad; y no olvidó hablar del problema del muro que divide las dos zonas del país. Por su parte, la palestina Sandi Hilal y el italiano Alessandro Petti, arquitectos, hablaron de su experiencia también en los Territorios Ocupados y lo que ellos consideran el «Estado Permanentemente Provisional de Palestina», a través del análisis de asentamientos, muros, circunvalaciones «y otros aparatos de destrucción masiva», especialmente en lo relativo as las dificultades de movilidad que tienen los palestinos para los traslados más básicos.

La clausura del Foro estuvo a cargo de la poeta Chus Pato, quien leyó un texto elaborado a lo largo de estos tres días en que resumió de forma muy acertada todos los elementos que salieron a la palestra en estas jornadas de transmisión de ideas y reflexiones.

La organización de este II Foro do Feísmo valora de forma muy positiva los resultados, la brillantez e incluso la energía que transmitieron los participantes en sus exposiciones y en los debates posteriores. Todo el transcurso del Foro fue registrado videográficamente, y as contribuciones de sus participantes serán publicadas en forma de libro próximamente.

El interés suscitado por el tema y la evidencia de su carácter no solo gallego fueron tales que existe ya la posibilidad de que se desarrollen foros ligados al tema tanto en Portugal (Oporto) como en Brasil (São Paulo).


Más información sobre el Foro do Feísmo: www.feismo.com

Feismo.tk