<%@LANGUAGE="VBSCRIPT" CODEPAGE="1252"%> castros4

Castro Dos Prados

(Ortigueira-A Coruña)

 

El Castro dos Prados, ocupa una de las tres penínsulas que delimitan el puerto de la playa de San Antón de Espesante.

En este espacio geográfico hay otros dos castros, uno de cima, la Croa de ladrido y otro costero, el Tallo de Ladrido, es una villa romana; estamos delante de un espacio con una elevada densidad de población, un uso continuo del territorio, indicativo de una elevada potencialidad económica del entorno.

La ría de Ortigueira-Ladrido es muy rica cara a las actividades pesqueras y marisqueras, los suelos ceranos el yacimiento todavía hoy se dedican a cultivar pastos y el medio físico inmediato proporciona los recursos geológicos necesarios para la construcció del castro y Monumento con Horno.

La playa de San Antón de Espesante proporcionó las cuarcitas y las rocas verdes, los terrenos del propio castro las rocas con granate, al sur de la playa de Espesante las serpentinas, los suelos, el granito de dos micas y las crestas de Rande al sureste de Espesante las losas negras; con esta materia prima se construyeron los muros del castro y el enlosado que forma el piso de la “Pedra Fermosa”.


Las intervenciones arqueológicas realizadas en el Castro de Prads fueron de dos tipos: excavación y consolidación del exhumado.

Las campañas de trabajo fueron cinco distribuidas entre los años 1987-1992.

Los resultados de las excavaciones mostraron un yacimiento castreño con dos momentos diferentes de ocupación, perfectamente visibles en catas arqueológicas marcadas en la base de la primera muralla del castro que vienen señalados por los restos de dos construcciones que al solaparse muestran no ser coetáneas.

En concreto, eran los restos de un muro de habitación de forma oval o circular y un muro recto que se apoyaba en aquel.

Esto provocó una destrucción casi total en los niveles arqueológicos relacionados con la primera ocupación visible.

El segundo nivel, a pesar de la falta de una estratigrafía clara, lo relacionamos, por el tipo de construcciones aparecidas, con “Pedra Fermosa”.

La superposición a las estructuras de esquinas redondeadas indican un primer momento de ocupación en el que se construyó el yacimiento y el foso, cumplía su función como elemento defensivo.

La cronología de este nivel arqueológico, por culpa del material ergológico recuperado y perteneciendo al segundo momento de ocupación, corresponde al siglo I a.C. , el segundo momento de ocupación del yacimiento, en el que el foso pierde su función original, siendo aprovechado para construir el Monumento con Horno, será de una cronología posterior al siglo I a.C.

Acompañando a las estructuras constructivas exhumadas durante las excavaciones, se recuperó material ergológico, destacando la cerámica común romana, fragmentos de cerámica fina tipo sigillata, trozos de ánforas y numerosos fragmentos de cerámica castreña hecha a mano, de pasta muy basta; material lícito con molinos circulares, alisadores, pesas y material metálico entre las que destacamos fíbulas, fibelas y un as de bronce de época imperial, en el que se puede apreciar, gracias al regular estado de conservación, en el anverso, la cabeza laureada de Augusto mirando a la derecha y, en el revés, el toro parado sobre una línea horizontal, mirando a la derecha; se lee perfectamente delante de la cabeza Augus, y detrás Divi.F; encima del toro L.Baccio y, debajo, Man.Festo, todo dentro de un gráfico de puntos, la cronología es del 26 a.C.

 

..........

Volver a la

de Castros

©Bolboretadeseño