Ciertos pensamientos son plegarias. Hay momentos en que , sea cual sea la actividad del cuerpo, el alma está de rodillas.

 

©Bolboretadeseño