La oscuridad nos envuelve a todos, pero mientras el sabio tropieza en alguna pared, el ignorante permanece en el centro de la estancia.

 

©Bolboretadeseño