Uno es tan paciente consigo mismo que nunca se irrita con la propia estupidez.

 

©Bolboretadeseño