Una vez terminado el juego, el rey y el peón vuelven a la misma caja.

 

©Bolboretadeseño