Servir es ser como el árbol del sándalo… que perfuma el hacha que en ocasiones le hiere.

 

©Bolboretadeseño