San Andrés de Teixido

 

 

Se cuenta que cierto día Nuestro Señor halló muy triste a San Andrés; cabizbajo y silencioso.

El Divino Maestro preguntó sin demora a su discípulo cuáles eran las causas de su aflicción.

En Cedeira está el santuario de San Andrés de Teixido.

San Andrés, que veía como a la tumba de Sant Yago iban grandes peregrinaciones mientras que a él nadie venía a visitarle, paseaba melancólico sus soledades.

Un día se encontró con Nuestro Señor Jesucristo que venía a visitarle y éste le preguntó: "¿Cómo es que estás tan triste?"

San Andrés le respondió: "¡Ay mi señor! A pesar de que yo también hago milagros como Santiago nadie se acerca por estos parajes y está mi santuario vacío".

El Señor le miró y sonriendo le dijo: "No has de ser menos que Santiago.

Te prometo que todo el mundo pasará al menos una vez en la vida por tu santuario"

"Muchas gracias, Señor pero ¿cómo será eso posible?"

 

"Porque todo aquel que en vida no viniere, tendrá que pasar por aquí después de muerto".

Por eso nadie molesta a los animalitos que andan por los senderos del santuario, porque dice la leyenda que ellos llevan las almas de los que no peregrinaron en vida.

 

 

 

..........

Volver a la

de Leyendas gallegas

©Bolboretadeseño