EXPOSICIÓN: MARÍA FERNANDA E. CANDAL Y TAPIA.

EUROSTARS CIUDAD DE LA CORUÑA HOTEL.

Sábado, 4 de noviembre de 2006.

 

  

         “EL FÉNIX”, ave que renace de sus cenizas, juego näif, pequeña travesura de la artista en esta exposición, resta dramatismo y permite banalizar la significación de lo representado. No hay una ruptura con su obra anterior: mantiene la pasión, el uso del color para guiar nuestro ojo, y añade líneas perspectivas en edificios y paisajes, que más que sosegarnos nos intranquilizan, pero que igualmente permiten que, desde lo conocido, el visitante se rodee de elementos de seguridad: campos, flores, edificios... complementados con cielos imposibles, terribles, siniestros que rivalizan con los edificios cerrados en si mismos, o con vallas sin fin, o con ropas tendidas en un lugar agradable, pero que tras un leve estudio se revela inhóspito.

 

 Pero junto a esto, aparece ahora la artista, ARTISTA  con mayúsculas, aquella que se vale de la técnica pictórica y de su conocimiento del arte para hacer aquello que quiere, sin más pretensiones que la autosatisfacción, que el disfrute, que el puro goce estético.

 

María Fernanda Candal y Tapia ha llegado al arte por el arte, y así nos lo muestra en su “EGIPTO”, donde en realidad no hay nada que nos lo recuerde salvo la existencia de figuras geométricas piramidales, pero no son pirámides, sino eso: figuras geométricas. Nos sobrepone al más puro estilo cubista diferentes planos de visión, colorea y “mancha” el lienzo permitiéndose crear reflejos lumínicos inexistentes.

Disfruta, y se ve, del dominio amarillo del primer plano y de los matices cromáticos del fondo, de las manchas de color, estudiadas, meditadas y trabajadas; disfruta, y se ve, de la utilización de diferentes técnicas artísticas; disfruta, y se ve, del resultado de su experimentación.

Llega en un juego irreverente a la mezcla de estilos: impresionismo, cubismo, expresionismo, y casi diría que suprematismo. Pero sobre todos ellos destacan, sin duda alguna, la creatividad  y el talento.

 

 

 

 

 

                                                        María del Mar Fernández Corral.

                                                                  Lcda. en Historia del Arte.