Poemas
 
 
cuchillos
afilados solamente
contra cebolla y patata
que de otros enemigos
no sabemos
 
cuchillos hojas

centelleantes en torno a la casa
filos por los que algún día
saltimbanquis ebrios de fatiga
caminamos descalzos

la sangre en el cuchillo

es sólo tuya sólo mía
un error cometido
al cortar el pan
  no es

sangre del último dragón
ni otorga poderes mágicos

guárdate de lamer mi sangre
en el cuchillo
en lugar de oír los pensamientos
puedes herirte la lengua

bien sé lo que digo
he pagado el precio de probar la sangre
con la lengua partida

(Catálogo de Velenos, 1999)

poema anterior | poema siguiente

REGRESAR AL ÍNDICE DE POEMAS