HISTORIA DE LA RADIODIFUSION EN GALICIA

Las primeras experiencias radiofónicas en Galicia se realizaron a finales de los años 20 y a lo largo de los 30. Se trata de iniciativas privadas, muy precarias, promovidas por particulares y con carácter experimental, difíciles de contabilizar, y que sólo en algnos casos cristalizaron en emisiones regulares. La radio llega a galicia casi diez años más tarde de su aparición en Barcelona y Madrid. Los pioneros de lo que pronto sería el medio de comunicación, propaganda y entretenimiento de masas más popular, a partir de la II Guerra Mundial y hasta la llegada de la televisión, suelen ser en estos momentos audaces empresarios que, en un marco jurídico aún no demasiado definido, intuyen sinembargo las grandes posibilidades de la nueva tecnología.

La década de los cincuente, es la gran década de la radio, pese a las grandes limitaciones técnicas y de libertades existentes. Es la época de los seriales, concursos,espectáculos, programas y actuaciones de cara al público, los "partes" de RadioNacional de España, que se prolongarán hasta finales de 1977 en régimen de monopolio estatal, reuniones familiares entorno al receptor de radio. La aparición del transistor, masivamente introducido por los emigrantes, multiplica la audiencia.

En 1899 Marconi había conseguido unir telegráficamente las dos orillas del Canal de La Mancha. En 1919, en los Paises Bajos, comienza la primera experiencia de radiodifusión privada que, un año despues, en los Estados Unidos, adquiere un carácter estable y regular, organizada en compañías de explotación comercial. La mayor parte de las sociedades occidentales viven por estas fechas la aparición masiva del nuevo medio comunicación e intentan en cada caso un ordenamiento jurídico adecuado. El primer intento legislativo en España data de 1924. En él ya se contempla la posibilidad de emisorea privadas, la primera de las cuales inicia sus emisiones al año siguiente: Radio BArcelona. Hasta 1932, al amparo de la legislación republicana, no se inaugura oficialmete ninguna emisora de radio en Galicia: Radio Galicia en Santiago de Compostela, perteneciente a la Sociedad Española de RAdiodifusión (SER). Instala su primera antena en el alto de Santo Domingo de Bonaval, y emite sus programas desde los estudios de la plaza de la Universidad.

La legislación radiofónica española de 1929 y 1932, marco jurídico de estas primeras experiencias, consideraba la radio como un monopolio estatal. Pero posteriormente el Estado comenzó a delegar este monopolio en algunas empresas privadas, que podían emitir como tales durante un período de veinte años. Esta situación se prolonga hasta 1952, tras la guerra civil. Es pués en el marco jurídico de la II República, cuando se establecen las primeras emisoras en Galicia, todas ellas producto de la iniciativa privada y sólo con posterioridad pertenecientes a redes de ámbito estatal.

En aquel mismo año de 1932, Ramón Puga Noguerol inicia en Orense una serie de experiencias radiofónicas desde una muy pequeña y rudimentaria emisora instalada en una habitación de su establecimiento comercial de la calle de Las Tiendas. Era un equipo de fabricación artesana y escasa potencia como casi todos. Pero la acogida de estas primeras emisiones fue muy buena, lo que animó al promotor a darle continuidad. En 1935 inaugura oficialmente Radio Orense, que no se asociaría a la cadena SER hasta la década de los 60. Radio Pontevedra inicia sus emisiones regulares en marzo de 1934, de la mano del abogado Enrique Vázquez Lascaille. Por las mismas fechas comienza a emitir RAdio Coruña creda por Francisco Hervada García-Sampedro, y un mes después en abril de 1934, Radio Vigo fundada por Santiago Montenegro Costas y Emilio Torrado Lima. A partir de 1935, emite Radio Lugo, tras el correspondiente período de pruebas, propiedad de ramón Beberide Ledo, que fue su director hasta 1980, año en el que falleció. Estas fueron las primeras emisoras en Galicia.

Las pautas de programación eran muy similares en todos los casos: conciertos, concursos, intervención de personalidades destacadas de la vida local, retransmisión de actos sociales de interés, etc, siempre con las limitadas posibiliddes del medio. Casi todas las emisoras solicitaban el apoyo de sus oyentes através de un sistema de socios que abonaban una cantidad mensualmente. Los primeros abonos eran de una peseta, a cambio de la cual se le ofrecía al oyente participar en determinados programas de entretenimiento, avisos informativos, descuentos publicitarios, discos dedicados, etc.Durante mucho tiempo se mantubo esta relación con la audiencia, aunque al final no fuera más que un carácter simbólico. Francisco Hervada director y propietario de Radio Coruña decía en 1934: "Creo que la radio es un medio que tiene un expléndido porvenir y que está llamada, si es deibidamente utilizada, a promover valores estimables para la comunidad en los ámbitos de la cultura, el arte, de la ciencia y de la formación del ciudadano. Y para que así sea hago promesa solemne de que no regatearemos esfuerzos. Nuetros programas estarán al servicio de la comunidad; al servicio de La Coruña, de Galicia y de España."

Esta misma emisora contó desde sus inicios con un diario hablado nacional e internacional retransmitido desde Madrid y, con ocasión del Congreso Eucarístico de Buenos Aires, concertó la retransmisión internacional de los actos. No fué el único caso, pese a la precariedad de de medios se hicieron logros importantes. En 1934, los gallegos tubimos la oportunidad de asistir, a través de las ondas, a los campeonados mundiales de futbol que se celebraron en Italia. Y desde el salón de actos de la facultad de medicina de Santiago de Compostela, Radio Galicia transmitía en directo los primeros acuerdos del Estatuto de Autonomía republicano. La retransmisión que se habría con el sonido de las campanadas solemnes de la Berenguela de la Catedral compostelana, cruzó el Atlántico para que los emigrantes gallegos en Buenos Aires. Intervinieron en los actos y hablaron por los micrófonos de la emisora las más descatadas personalidades del galleguismo: Castelao, Suarez Picallo, Bóbeda, Bouza Brey, Filgueira Valverde....

La vida política gallega, tenía por estas fechas su expansión propia a través de las emisoras locales, debates e intervenciones de cierta popularidad, como los guiones radiofónicos de Ramón Valenzuela durante la campaña del Estatuto. Era un despertar radiofónico que truncó radicalmente la guerra civil.Las emisoras de radio fueron incautadas desde el primer momento por los militares rebeldes, conscientes de la importancia del medio como vehículo de propaganda e iniciaron desde entonces un proceso de sumisión y progresiva dependencia tanto del aparato público del Estado, como de las grandes cadenas de radiodifusión española.

Duarnte la guerra civil, la radio se convirtió en el medio más importante de información y propaganda, especialmente mimado por ambos bandos. Desde la emisoras gallegas se difundían partes del gobierno de Burgos, la propaganda falangista y las proclamas de los distintos gobiernos militares de cada provincia. En los receptores falimiares se oían los enfervorecidos discursos del general Queipo desde Radio Sevilla o, clandestinamente, las informaciones que llegaban desde el gobierno de Madrid. Provistos de rudimentarios receptores de radio a galena, los grupos de resistencia, refugiados en los montes, recibian aliento y consignas desde la España republicana y más tarde, desde el extranjero.

El nuevo régimen monopoliza la radiodifusión. Durante mucho tiempo puede hablarse prácticamente de un "estado de guerra" en las ondas, absolutamente controladas y fiscalizadas por el poder totalitario.A partir del decreto de 1952 se prorroga el régimen de concesión a algunas emisores privadas, y se conceden nuevas licencias a instituciones afines, (la Iglesia y el Movimiento), pero limitando su potencia y reduciendolas al ámbito local.. El monopolio informativo es del Gobierno a través de los Diarios Hablados de Radio Nacional de España, que la audiencia denominaba "partes" y con los que estaban obligados a conectar todas las demás emisoras.

La primera y hasta el momento única emisora de Radio Nacional de España en Galicia (centro emisor del noroeste), comenzó a funcionar el La Coruña en mayo de 1940, inmediatamente después de la guerra civil.Era una emisora móvil que procedía de Salamanca y Burgos, pero inicialmente fué una emisora de carácter militar que los alemanes instalaron al pié del monte de Santa Margarita en La Coruña, para ser untilizada como radiofaro destinada a los barcos y submarinos de guerra, que tenían en el Atlántico. Tenía una potencia de 20 Kw, poseía autonomía propia gracias a unos grupos electrógenos tambien instalados en vehículos, y su sistema radiante se componía de dos mástiles telescópicos con una altura de 50 metros instalados en unos vehículos especiales para su transporte. En 1963, se instaló un nuevo centro emisor en el Mesón do Vento (Ordenes-La Coruña), que está presatando servicio actualmete con una potencia de 100 Kw. A finales de 1991 se cambió el viejo transmisor por una nueva emisora de la firma Telefunkem con una potencia de 300 Kw. El primer director fué Eduardo García y dos años más tarde se hizo cargo Enrique Mariñas. Edificio "La Terraza" sede territorial de RNE en GaliciaLos estudios estaban ubicados en el edificio de La Terraza en A Coruña, para trasladarse en 1943 a la calle Emilia Pardo Bazán nº3-1º., y posteriormente a la calle fernández Latorre en el edificio de "Las Cigarreras". En la actualidad están de nuevo en La Terraza

La parte tecnica de la nueva emisora correría a cargo del ingeniero alemán Oscar Mehler, hasta la incorporación en 1946 de Luis Pardo. Fué su primer jefe de programas Ramiro Martínez-Anido Baldrich y entre sus locutores más populares, Emilio Díaz, Sarita Delgado, Manuel Roldán, Marcelino Escudero, Gloria García Mosteiro, Angela María Romero Bonet, Manoli Campo, María Enriqueta Guzmán Sanguino, Manolo García Martín, y un largo etc, hasta la actualidad con un gran cuadro de compañeros y amigos. A lo largo de estos años dirigieron la emisora Ramiro Martínez Anido trás el fallecimiento de Mariñas, Gabriel Núñez, Jose Luis Agudom Manuel Lombao principal motor de la nueva etapa en lengua gallega con la colavoración de Constantino Cabanas, Carlos Blanco, Domingo Gonzalez, Antonio Luaces, Pedro Revaldería y Severino Cagide.

En 1952 inicia sus emisiones Radio Juventud de La Coruña Estación escuela nº11 del Frente de Juventudes, al amparo de una nueva normativa según la cual el Estado autoriza a la Secretaría del Movimiento de la FET y de las JONS a crear una red propia de radiodifusión que constaría de 60 emisoras en toda España y a las que se les asigna como fines "formar valores jóvenes al servicio de la radiodifusión española y coadyuvar en la tarea formativa, política, religiosa, patriótica y cultural tendiente a elevar el nivel de todos los españoles".

Fué fundador y organizador de la nueva emisora coruñesa Joaquín Alberto Tabernero Balsa y subdirector José Enrique Alvarez del Castillo. Un año después con un viejo equipo de 50 w que procedía de esta emisora precisamente, inicia su actividad con carácter experimental la Estación Escuela del Frente de Juventudes, EFJ nº 48 Radio Monforte, instalada en los locales del Hogar de la Organización Juvenil española en esta villa. José León Jimenez y Cesar José Quiroga Iglesias son sus primeros directores. El 1 de marzo de 1954 la emisora emite ya de un modo regular y oficial (dos hora diarias que se irán ampliando a ocho en 1956), ubicados los estudios en la calle de los Abeledos. A finales de la década de los 50, ya con una mayor potencia y más horas de programación, la emisora, la dirigía entonces Aquilino Gómez Gonzalez, contaba con un número importante de socios protectores y colaboradores, entre ellos, Roberto Martínez Andrade (música), Amador González Mondelo (información general), Joaquín Trijillo Padilla (comentarista local), Manuel María Fernández Teijeiro (poesía y literatura), José Mará Rey Novoa (teatro), etc.

El espíritu inicial de estas emisoras era político y pedagógico, con vocacion de servicio al Movimiento, pero en sus micrófonos se formaron importantes profesionales, La Voz de Vigo, perteneciente a esta misma cadena, inaugura sus instalaciones el 4 de agosto de 1957 con una iportante ayuda financiera y una poderosa campaña para captar socios colaboradores, que seis mese después de comenzar sus emisiones son 16.000. Entre sus colaboradores fijos destacan nombres como Alvaro Cunqueiro, José María Castroviejo, Luis Santamaría, Santiago Vilas, Xosé Luis Franco, o Pedro Rodríguez. Fueron sus directores Luciano Rodríguez Gòmez, Sigfredo Ortega Tarancón, Antonio García Maylin, Ramón Villot, Mauro Panizo del Val, Segundo Mariño, etc.

En su momento fueron emisoras de una gran audiencia, activas y relativamente bien dotadas, pero que han ido decayendo con los años, sin medios para renovarse. Con posterioridad entraron a formar paste del grupo Radiotelevisión española, y desde el 1 de enero de 1989 dejaron de ser cadena para integrarse en Radio Nacional de España.

Ya a partir de los años 60 se habían producido algunos cambios en al régimen de titularidad de estas emisoras, que dejan de ser Estaciones Escuela del Frente de Juventudes para pertenecer, en algunos casos, bien a la cadena Azul de radiodifusión (la falange), bien al Movimiento (REM red emisoras del Movimiento) o a la Organización Sindical, nueva beneficiaria de las concesiones. Radio Monforte concretamente, pasa a denominarse La Voz Sindical de Lugo, número 17, Radio Monforte, dentro de la cadena de emisoras sindicales (CES), que emite en Onda Media y Frecuencia Modulada, con una potencia de 2 Kw y 250 w respectivamente. se monta un mástil radiante de 60 metros de altura y los estudios se instalan en un edificio ubicado en la Plaza de España. Su cobertura geográfica abarca el sur de la provincia de Lugo y parte de las de Orense y Pontevedra.

Radio Juventud de La Coruña conserva el nombre y la sigla internacional (EAJ-11), pero pasa a depender dentro de esta reestructuración, a la Cadena Azul de Radiodifusión, CAR, mientras que La Voz de Vigo pasa a la Red de Emisoras del Movimiento. Por estas mismas fechas junio de 1966, la citada organización sindical inaugura en Orense La Voz del Miño, que emite desde las ocho hasta las dos de la madrugada en OM (1476 Khz) y FM (91.5 Mhz)con una potencia de 2 Kw y 1 Kw respectivamente.

Con la llegada de las libertades democráticas todas estas emisoras, patrimonio público, pasaron a formar parte, tras sucesivas reestructuraciones, de un único organismo Radiocadena Española, a principios de 1980, constituida en sociedad anónima dentro del ente Radiotelevisión Española y legislada por el Estatuto de Radio y Televisión.

Las concesiones de radio no estatal durante los cuarenta años del régimen político del Genaral Franco, se concretan en tres grandes cadenas: las emisoras del Movimiento, la Sociedad Española de Radiodifusión SER y la COPE, Cadena de Ondas Populares españolas, la más joven de todas propiedad de la Iglesia, bien de la Conferencia Episcopal Española, como fué el caso de Radio Popular dve Vigo desde su inauguración, bien propiedad de los diversos obispados, que a veces delagaban su administarción en órdenes religiosas (jesuitas y dominicos especialmente).

Existieron, en primer momento, algunas emisoras parroquiales de muy reducido alcance, que apenas duraron algunos años. Todas setas emisoras están desde 1980 unidas bajo una administración única con sede en Madrid, Radio Popular S.A.

Enjulio de 1966 inauguró susinstalaciones Radio Popular de Ferrol "EAK-43", bajo la dirección de José de Paz, que más tarde pasaría a dirigir Radio Popular de Lugo fundada en marzo de 1968. En julio de 1967 comienza a emitir desde sus primeros estudios de García Barbón con una potencia de 5 Kw en O.M. y 1 Kw en F.M., radio Popular de Vigo "EAJ-33", que entonces dirigía Andrés Luis Cañadas, y que pronto se convierte en cabecera del circuito gallego. Un mes más tarde, se inaugura Radio Popular de Orense "EAK-59".

La principal novedad que por entonces ofrecían estas emisoras era, por una parte; su propia juventud, que permitía ensayar un nuevo lenguaje radiofónico y por otra parte, su intento de apertura informativa que se manifestó, especialmente en los últimos años del franquismo, a través de Radio Popular de Vigo, que dirigía desde marzo de 1968 José Andrés Hernández Vicente, con un activi grupo de profesionales encabezado por Gerardo González Martín (redactor jefe). La práctica total autonomía de esrtas emisoras, que podían disponer de un 90% de programación propia (frente a la tónica general en la radiodifusión española, que emitía la mayor parte de su programación desde Madrid, les permitía ensayar una experiencia de "Radio Gallega", que durante algunos años sirvió de ejemplo y acicate profesional; incorporación del idioma gallego al medio, debates permanentes sobre la realidad social del país, intentos de apertura informativa frente al control de las delegaciones de Información y Turismo, programas educativos para adultos (Radioenseñanza en Radio Popular de Vigo y Lugo), uso de unidades móviles (Radio Popular de Vigo fué pionera en Galicia), atención especial a las emisiones en frecuencia modulada, etc.

El proceso de centralización que han sufrido a paertir de los 90 las emisoras de O.M., además de la pérdida de autonomía individualque sisgnificó la creación en 1990 la Sociedad Anónima que actualmente detenta la propiedad de la cadena, con una dirección general en Madrid, afectó gravemente a esta concepción radiofónica que promovían algunos profesionales y directores de emisoras gallegas de la COPE, que desde los primeros años 70, se habían organizado en un circuito gallego. La SER y sus emisoras asociadas, verdadera pionera de la radio en España, y la más poderosa red de emisoras comerciales, posee un aúnica emisora propia en Galicia; Radio Galicia EAJ, 4, fundada en 1932. Sinembargo, a partir de la década de los 50, las emisoras privadas que habían aparecido antes de la guerra civil comienzan a incorporarse a la SER con carácter de asociadas. La propieda des las mismas se mantiene, ( se trata en todos los casos de empresas familiares coyos directores o propietarios son los hijos o sucesores de los fundadores), pero, a través de una serie de acuerdos, se someten a la dirección general y política radiofónica de la cadena. Radio Coruña que dirige la hija de su fundador Rafaela Hervada, firma estos acuerdos en 11 de julio de 1949. Radio Vigo, EAJ, 48, propiedad de la familia González Haz, lo hace en septiembre de 1957. En enero de 1960 se incorpora Radio Lugo EAJ 68 a la Cadena SER, igualmente lo hacen Radio Orense EAJ 57 y Radio Pontevedra aproximadamente en las mismas fechas.

Las emisoras tienen ciertas horas de programación local en onda media y algo más en frecuencia modulada, pero su personalidad, viene definida, apartir de este momento, por la cadena de radiodifusión que programa y emite desde Madrid. Las razones de la asociación se explican tanto por una política comercial y expansionista de la citada cadena como por la necesidad, por otra de las pequeñas emisoras, de acogerse a un ente más poderoso, especialmente en aquellos momentos, dada la precariedad en que se encontraban, la inseguridad en las concesiones, incapacitadas para la información propia y con medios económicoss limitados. Las primeras experiencias televisivas, que en primera instancia, parecian estrar en seria competencia con la radio, fortalecieron aún más la política de centralización en busca de una mayor capacidad de producción y espectáculo, preocupados por una posible pérdida de oyentes. Tambien desde el poder político se orientó la radiodifusión española hacia grandes caedenas, mucho más fáciles de controlar.

A partir de las libertades democráticas y la constituión Española de 1978,que define el Estado de las Autonomías, la radio recibe un nuevo impulso, vive una etapa especialmente intensa en la transición de la Dictadura a la Democracia. se incorporan al micrófono los profesionales del periodismo (al extenderse la libertad informativa a todas las cadenas y emisoras, sin excepción), surgen nuevas fórmulas y medios, nuevas expectativas en un nuevo marco jurídico, político y administrativo muy diferente.

Desde la optica gallega, este nuevi periodo, que no ha hecho más que empezar, se caracteriza por la aparición de una serie de hechos y situaciones esperanzadoras, como a veces, contrdictorias. Por una parte, la centralización de las ondas medias, que privó definitivamente a las emisoras de radio en Galicia de la posibilidad de desarrollar una producción propia, autónoma, pesada y realizada desde el pais, obliga a emitir una programación uniformista de las grandes cadenas españolas. La experiencia galleguizadora de las emisoras de Radio Polular durante los últimos años del franquismo, por ejemplo, se vió truncada al crearse en 1980 una Sociedad Anónima que concentraba la propiedad de todos lo centros de España y comezar a emitir en cadena casi el 80% de la programación. Tan solo las emisoras de Radiocadena Española ofrecen en estos momentos una radiodifusión mayoritariamente elaborada en Galicia. El resto de la radiodifusión en Onda Media está totalmente centralizada desde los estudios de las grandes cadenas en Madrid y Barcelona. Paradógicamente, los poderes autonómicos gallegos se han hecho cargo de la concesión y posible administraciónde nuevas emisoras de radio, ya en un marco de libertades democráticas. Incluso en el Estatuto de Autonomía se contempla la posibilidad de crear una red de emisoras propias de carácter público. Todas ellas, sin embargo, deberán emitir exclusivamente en Frecuencia Modulada, la única banda libre para nuevas concesiones, de acuerdo con la aplicaciónen España de los convenios internacionales de radiodifusión.

Ya desde los años 70 la frecuencia modulada había experimentado un auge notable, con experiencias pioneras como las ya citadas de Radio Popular de Vigo. Entre sus competencias el gobierno de Galicia la Xunta de Galicia tiene ahora capacidad para concrder licencias de apertura a nuevas emisoras, lo que enriquece el marco posibilidades y abre nuevas expectativas. La FM, al igual que en otros paises, se erige en la gran protagonista del futuro inmediato. Todas aquellas emisoras que desde hace años emiten en onda media poseen, tambien desde hace tiempo, emisiones y programas diferenciados en FM. En 1983 comienzan a funcionar las nuevas emisoras de Frecuencia Modulada, que cambian el panorama de la radiodifusión en Galicia.

Ondas Galicia, con cinco emisoras que intentan cubrir toda la geografía gallega (Santiago,A Coruña, Lugo, Vigo, Ourense), mantiene una estrecha vinculación con la SER, que tiene una participación en la empresa, pero con iniciativa y autonomía propia. La Socieda Anónima se constituyó en agosto de 1982 y es presidente del Consejo de Administración José Luis Outeiriño Rodríguez. Forman parte de Ondas Galicia S.A.: SER, Radio Coruña, Radio Lugo, Radio Orense, Radio Pontevedra, Radio Vigo, El Correo Gallego, La Región, Faro de Vigo, El Progreso y algunos accionistas individuales.

Antena 3 de Galicia es un intento de multimedia promovido, fundamentalmente, por el diario La Voz de Galicia, que asocia sus emisoras a las de Antena 3 en toda España, quizás el más poderoso intento de radio comercial desde las nuevas cadenas de Freuencia Modulada. Su director es, al igual que el del periódico, Juan Ramón Díaz, y el presidente del Consejo de Administración, Santiago Rey. En abril de 1983 comenzó a emitir desde A Coruña con una potencia de 1 Kw y, posteriormente, amplió su radio de acción a Viveiro. O Barco y Carballo, con emisoras de 250 Wts cada una.Posteriormente se instalaron por las principales ciudades gallegas, pero a principios de los 90, cesaron sus emisiones, y muchas de estas emisoras pasaron a formar parte de grupo RAdio Voz, con implantación nacional.

Surgen determinadas cadenas como Radio Noroeste, con implantación en la provincia de Pontevedra (Villagarcía, Lalín;...) Radio Meiga en Lugo, radio Arosa, etc. La priemara experiencia de emisora municipal se llevó a cabo en el ayuntamiento de Oleiros (A Coruña), donde la experiencia no duró más allá de dos horas, ya que la Guardia Civil se presentó en sus improvisados estudios para clausurarlos.

En enero de 1984 Radio Nacional de España en Galicia, que bajo la dirección de Manuel Lombao había iniciado unos meses antes una importante experiencia en pro de la normalización y uso del idioma gallego, organizó en el Pazo de Mariñán en A Coruña los Priemeros Encuentros de la Comunicación en los que, básicamente, se trató el presente y futuro de la radio, tanto en el ámbito Estatal como en el especifico gallego. Por primera vez se reunía una amplia representación de profesionales de la radio dentro del nuevo marco de libertades y posibilidades que ofrece la Constitución de 1978 y los respectivos Estatutos de Autonomía. Todos coincidían en lo mismo: "La radio vive un momento crucial, expectante, con una amplia demanda social que exige nuevos tratamientos, fórmulas y profesionales capaces de hacer frente al futuro con creatividad". También se habla de la necesidad de uncompromiso más profundo del medio, dada la poderosa incidencia social, con el proyecto histórico de Galicia.

El 24 de febreo de 1985 empieza a emitir en pruebas la radio Gallega (canal autonómico de radio en Galicia), perteneciente a la Compañía de Radiotelevisión de Galicia, desde su centro emisor en Xesteiras. Posteriormente se inaugurará oficialmente el 29 de marzo de este msimo año. La Radio Gallega es la primera emisora que emite las veinticuatro horas integramente en gallego.

 

Palacete de San Caetano en 1985, sede en aquel momento de la Radio Gallega

        El primer programa que se emitirá se graba el 22 de febrero de 1985. Esta primera grabación de la historis de la Radio Gallega, es un espacio que solo lleva poemas de Rosalía de Castro,cantados por solistas y grupos gallegos. El 23 por la tarde una furgoneta de la firma Citroën hecha en Vigo, y convertida en la primera unidad móvil, transmitía la inauguración de la ruta fluvial Rosaliana que inauguraba el Presidente de la Xunta. Luis Rial hacía llegar su voz, no sin dificultades, desde los diversos lugares relacionados con la obra de la ilustre poetisa.

El primer programa de la Radio Gallega se transmite el domingo 24 de febrero de 1985, concidiendo con el aniverasario de la fecha de nacimiento de Rosalía de Castro. a las nueve de la mañana, se "pincha" el Himno Gallego interpretado por la Banda Municipal de A Coruña, al acabar, el Jefe de Programas en aquel momento lee delante del micrófono el siguiente texto:

Logotipo RG"Bos días, Galicia. Coa interpretación do noso Himno acaban de empeza-las probas técnicas de radiotelevisión Galicia, A Nosa Radio. Hoxe pola emisora do monte Xesteiras e nos vindeiros días polas demais emisoras espalladas por Galicia adiante, irá chegando a tódolos fogares a sintonía da nosa radio. Hoxe, pois, ó principiaren as probas técnicas de Radiotelevisión Galicia invitámolos a todos a seguiren a nosa radio e, por ser domingo e emitir desde Santiago, pedimo-la protección do noso Patrón, o Señor Santiago."

A continuación pudo esccharse el fragmento final del Himno a Santiago. Durante los priemros días se emite a través del emisor de Xesteiras alimentado por un grupo a gasoil. El 1 de marzo de 1985 se pone en marcha el emisor de Domayo en Moaña, más adelante entrarán en funcionamiento los de Montefaro, Ares, Xistral y Meda.

Así mismo el 3 de junio del 1985. Radio Nacional de España abre su cuarto canal, Radio Catro, con 17 horas de emisión en lengua gallega. Empieza sus emiones regulares en esta fecha a través del su emisora en el centro emisor de "LA BAILADORA" en al ayuntamiento de Ares. Unos meses más tarde, durante la noche repite el programa nacional de R1. Entre 1986 y 1987 se ponen en marcha los emisores de Santiago y Lugo. El 4 de octubre de 1988, el de Meda en Ourense y el 8 de enero de 1989 el de Domayo en Pontevedra.

En febreo de 1990 da cpmienzo a la programación completa con 24 hora de emisión completamente en gallego, con imformativos propios e independientes de los de la cadena R1, era director Antón Luaces. Desgraciadamente el 24 de julio de 1991 y por una decisión de la dirección nacional, a las 20 horas se cierra la cadena simultaneamente en todo el territorio, permaneciendo exclivamente en Cataluña y Andalucía; en ambos casos la justificación fue los eventos del año 92, Las Olimpiadas en el primer caso y la Expo en el segundo. En la actualidad solo perdura el canal en catalán "Radio Cuatra"; el resto de emisoras forman la FM de R1, que en ocasiones especiales transmite un programa diferenciado de la onda media de R1.

El 18 de abril de 1994 comienza su andadura informativa Radio Cinco Todo Noticias. Un canal de Radio Nacional dedicado exclusivamente a la información, con un formato estandar y desconexiones a lo largo de cada hora para información local y regional. Un mes antes de esta fecha, finalizó su programación generalista radio cinco.

Otro grupo con gran implantación en estos últimos años, es Onda Cero Galicia, con presencia en las grandes ciudades de Galicia.

Esto es un pequeño resumen de la breve historia de la radiodifusión aplicada a nuestra comunidad.

Bibliografía

Enciclopedia Gallega (Radiodifusión)

Información directa a portada por compañeros de la radio Autonómica Gallega

Memoria personal y de compañeros de Radio Nacional de España.

Si algún lector tiene información que se pueda sumar a esta página, puede ponerse en contacto a través de la dirección de correo electrónico.